PROBLEMAS DE PAREJA

1340355005

Actualmente atravesamos una situación social que se caracteriza por la crisis y concretamente por la crisis de valores: la fidelidad en la pareja es uno de ellos. Ante cualquier bache, inconveniente circunstancial en la relación, aparecen una serie de síntomas y surge la crisis. Cada pareja es diferente. La edad de los miembros es un factor importante a considerar: no es lo mismo una pareja de 18 años que una de 80. La madurez, la educación y otra serie de factores pueden explicar las diferencias entre las parejas de diferentes generaciones.
Los problemas económicos, problemas con los hijos y familia extensa, aburrimiento y rutina en la relación pueden hacer mella en el matrimonio. Ciertos síntomas como los problemas en las relaciones sexuales, baja autoestima, depresión, conflictos continuos, búsqueda de otra pareja…pueden acabar en divorcio. Un problema aparte es la violencia de género que es causa más que justificada para la separación. En la consulta suelen acudir mujeres preocupadas por su relación: Con el paso de los años, la rutina, la convivencia del día a día se hace pesada y monótona. Sin embargo es necesario dejar cierto espacio entre ambos miembros de la pareja y permitir que cada uno tenga ciertas experiencias propias (quedar con su propio grupo de amigos por ejemplo) para posteriormente poder compartirlas y que surja de nuevo el interés el uno por el otro. La tolerancia, la comprensión y la superación de la rutina son buenos compañeros para resurgir la relación de pareja, así como una buena comunicación emocional. Además hay que tener en cuenta que no se ha de tratar de modificar los defectos del otro, porque aquí surgen los conflictos. Por supuesto, si ambos miembros consideran conveniente la separación o divorcio, se trata también de un derecho legítimo. Pero si ambos quieren seguir con la relación y aparecen problemas, el asesoramiento del psicólogo es una decisión adecuada.

Deja un comentario