SEXUALIDAD Y BIENESTAR EMOCIONAL

 

Desde mi humilde opinión, y con permiso de mis compañeros especialistas en sexualidad aporto unas líneas sobre este tema tan interesante y del que no dudo que estudiare en un futuro. Considero muy importante el tema a tratar en este escrito por lo que dedico estas líneas al tema.

A lo largo de mi formación he ido aprendiendo y sobre este tema a nivel personal y profesional: realicé las prácticas de la carrera en el Centro de Psicología y Sexología Intesex, donde realizábamos talleres grupales. Durante el estudio del máster en psicología de la salud tuvimos alguna sesión y algún curso relacionado con esta temática. Tras acabar la carrera de psicología y realizando el curso de aptitud pedagógica (CAP), quise profundizar en el tema realizando una exposición sobre educación sexual dirigido a adolescentes que me parecía sumamente interesante porque suele ser un tema olvidado. A esto se suman otros cursos sobre terapia sexual y de pareja en el colegio de psicólogos por resaltar la formación más importante respecto a esta temática.

En cuanto a la experiencia profesional, en la historia personal que siempre adjunto a los clientes les pregunto si entre un listado de problemas tiene dificultades sexuales entre otros síntomas físicos, emocionales y sociales. En casos individuales, los clientes comentan que el estrés, la ansiedad, la tristeza, la inestabilidad emocional, ira…les influye en la sexualidad, en las relaciones en general y en particular en las relaciones de pareja y/o en la expresión de la sexualidad. Si además también tienes problemas físicos la influencia en la sexualidad es notable según el grado de afectación.

En casos de terapia de pareja acuden a consulta por diferencias en como mostrar afecto, un miembro de la pareja tiene más deseo sexual que el otro, uno es más afectuoso que el otro, o como ha de ser la relación y/o la comunicación en la pareja.

Actualmente estoy atendiendo casos de trastorno obsesivo compulsivo relacional donde el paciente está siempre comprobando si su relación es perfecta, si verdaderamente quiere a la otra persona, lo desea…etc, por lo que es evidente el deterioro a nivel de relación de pareja y sexual que puede desarrollarse. Casos sobre confusión respecto a la orientación sexual (me gustan los hombres, las mujeres o ambos?) que pueden aparecer en algún momento vital tras conocer y/o tener una experiencia sexual diferente a la que mantenía hasta la fecha también he atendido en consulta. El malestar emocional acompañante a esta confusión influye también en la sexualidad y en otros aspectos de sus vidas.

A continuación recopilaré algunos datos sobre temas muy diversos a tratar: sexualidad, salud sexual, menstruación, bienestar emocional o salud mental…y que os pueden resultar válidos e interesantes J:

¿Qué es la salud sexual? La salud sexual es un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad. Requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia. https://www.who.int/topics/sexual_health/es/

Por su lado, la sexualidad humana de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) se define como:”Un aspecto central del ser humano, presente a lo largo de su vida. Abarca al sexo, las identidades y los papeles de género, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducción y la orientación sexual. Se vivencia y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones interpersonales. La sexualidad puede incluir todas estas dimensiones, no obstante, no todas ellas se vivencian o se expresan siempre. La sexualidad está influida por la interacción de factores biológicos, psicológicos, sociales, económicos, políticos, culturales, éticos, legales, históricos, religiosos y espirituales.”Se propone que la sexualidad es un sistema de la vida humana que se compone de cuatro características: el erotismo, la vinculación afectiva, la reproductividad y el sexo genético (Genotipo) y físico (Fenotipo) y la orientación sexual (heterosexualidad, homosexualidad y bisexualidad). http://formacion-integral.com.ar/website/?p=17:

 

 

Según David Rodríguez  y María Cruz Ariz, todos los seres humanos experimentamos la sexualidad de manera individualizada. Ésta forma parte de la identidad de las personas y cuando se dan problemas sexuales, dicha identidad puede verse afectada y, como consecuencia, nuestra salud mental.

Nuestra manera de vivir, sentir y experimentar la sexualidad puede influir en nuestro:

  • estado de ánimo.
  • autoestima positiva/infravaloración.
  • plenitud/disfunción sexual.
  • concepción positiva del mundo y la vida/prejuicios, creencias y formas inadecuadas de concebir la sexualidad.
  • satisfacción/insatisfacción personal.
  • seguridad en socialización/problemas relacionales.
  • vivencia adecuada/errónea de la sexualidad.
  • cumplimiento/abandono de tratamientos pautados.

 

La sexualidad es fuente de salud, bienestar y vida, expresión de comunicación, amor y afecto. Para disfrutar de una manera plena la sexualidad se puede considerar útil que cada persona se conozca, se quiera, se respete, y se responsabilice. http://www.palabraenfermera.enfermerianavarra.com/blog/2017/06/01/sexualidad-y-salud-mental/

También es común que entre los casos de chicas adolescentes, los padres comentan que “le ha venido la menstruación”, y eso es un cambio importante en su vida y posiblemente un estresor a añadir junto con el comienzo del instituto al motivo de consulta (adaptación a una enfermedad, pérdida de un ser querido…) y supone un esfuerzo de ajuste importante. Y por supuesto en otros casos de mujeres no tan jóvenes también influye su ciclo menstrual en el bienestar emocional y viceversa, el estrés y otros factores psicológicos pueden influir en el ciclo y alterarlo.

 

Según la psicóloga María Alejandra Muñoz, desde el punto de vista psicológico, el ciclo menstrual tiene una relación de causa-efecto con las emociones de las mujeres que lo experimentan.

Por otro lado, para la biología el ciclo menstrual es el sangrado periódico que tiene cada mujer desde la menarquía (primera menstruación) hasta la menopausia (última menstruación). De acuerdo a la media de nuestra población, la edad de inicio de la menstruación se da a los 12 años, y el fin se da alrededor de los 52 años. Entonces, si vamos a atravesar por este ciclo menstrual un promedio de 40 años ¿por qué no analizarlo y comprenderlo?   A lo largo del artículo https://psicocode.com/salud/menstruacion-reloj-emociones/ analiza los cambios que se producen en la mujer durante los 28 días que dure el período.

¿Qué es el síndrome premenstrual? Actualmente se ha determinado que se trata de un patrón que afecta casi al 75% de las mujeres menstruantes.

A continuación detallo los síntomas físicos que conforman este síndrome: Disminuye la energía física, sensación de fatiga, dolores de cabeza, problemas de sueño, aumento de grasa en cabello y piel, dolores en los pechos y músculos, incremento de peso, dolor e hinchazón abdominal, uñas quebradizas, variaciones en el apetito, estreñimiento, etc. Voelckers (1993).

Por otro lado, en cuanto a los síntomas emocionales encontramos que la mujer se siente ansiosa, deprimida, irritable, tensa, dubitativa, autocrítica, hostil, con cambios repentinos en el humor, autoestima disminuida, y con dificultades para concentrarse y retener información.

Cabe mencionar que este síndrome se da a un nivel moderado, permitiendo que la mujer continúe con sus actividades normales. Pero, ¿qué ocurre cuando los síntomas mencionados son más intensos y afectan significativamente en las relaciones personales, sociales y laborales de la mujer?, esta pregunta ha sido evaluada y respondida por Asociación Americana de Psiquiatría “APA”, mediante la última versión del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales “DSM V” que se encuentra vigente desde el 2013. En donde se ha incluido por primera vez al “Trastorno Disfórico Premenstrual”, el cual afecta a un 3% – 6% de las mujeres menstruantes. Este trastorno se centra principalmente en los síntomas emocionales que interfieren significativamente en la vida de la mujer y que desaparecen al culminar la fase pre-menstrual, forma parte de los trastornos depresivos.

La menstruación es un cambio nuevo a añadir digamos a la vida de una persona que le cuesta reasumir cambios, solucionar problemas, gestionar emociones, con alta activación…si a ellos le añadimos una necesidad de adaptarse a un cambio corporal importante como es la menstruación: se ha de extremar más la higiene, hay “peligro” de mancharse, mayor incomodidad, dolores, incluso a veces si hay mucho sangrado es necesario tomar hierro porque hay una disminución del mismo lo que repercute a nivel físico en un mayor cansancio y a su vez influye a nivel emocional según la mujer que lo padece.

Para disfrutar de una vida sexual normal y placentera, deben influir diversos factores, como la salud física, la tranquilidad emocional y que todos los sentidos estén enfocados en el momento íntimo. Sin embargo, los altos grados de preocupación y ansiedad que provoca la tensión afectan la intimidad de la mujer, ya que entorpecen los mecanismos propios de su respuesta sexual normal. Incluso el estrés severo llega a alterar el sistema de reproducción femenino, ya que  produce amenorrea o ausencia de menstruación que, en muchas ocasiones, sucede a mujeres que están sometidas a situaciones de gran ansiedad, disminuyendo la fertilidad. https://www.20minutos.es/noticia/2689945/0/estres-mujeres/cambios-hormonales/ansiedad-fertilidad/

Por último añadir que en  la página web del Ministerio de Sanidad y Consumo se dedica unos apartados al bienestar emocional y salud y concretamente a la sexualidad: El estrés influye en nuestra vida sexual y vicecersa como las relaciones sexuales satisfactorias influyen en la disminución del estrés.http://www.bemocion.mscbs.gob.es/bemocionSalud/emocionesEstilo/sexualidad/home.htm

En resumen, el bienestar sexual influye y retroalimenta al bienestar emocional. El papel de la psicología nuevamente es importante para gestionar los posibles problemas que puedan surgir a través de estrategias para disminuir el estrés, la ansiedad, gestión de emociones, habilidades de comunicación y como no por supuesto y si es necesario tambien la figura de un especialista en terapia sexual y de pareja puede resultar crucial en algunos casos.

 

¿Libro recomendado? “Tu sexo es tuyo. Todo lo que has de saber para disfrutar de tu sexualidad” de Silvia Béjar

 

Y recuerda: “Libérate de tus preocupaciones, miedos e inseguridades y disfruta de la vida”

Referencias:

http://www.palabraenfermera.enfermerianavarra.com/blog/2017/06/01/sexualidad-y-salud-mental/

https://www.20minutos.es/noticia/2689945/0/estres-mujeres/cambios-hormonales/ansiedad-fertilidad/

https://psicocode.com/salud/menstruacion-reloj-emociones/

https://www.who.int/topics/sexual_health/es/

http://formacion-integral.com.ar/website/?p=17

15 divertidas ilustraciones sobre la menstruación que te llegarán a doler de la risa

Para

 

Deja un comentario