Psicología de la salud

¿QUE ES LA PSICOLOGIA DE LA SALUD?

La psicología de la salud es la suma de las contribuciones profesionales, científicas y educativas específicas de la psicología como disciplina, para la promoción y mantenimiento de la salud, para la prevención y tratamiento de la enfermedad, la identificación de los correlatos etiológicos (las causas) y diagnósticos de la salud, la enfermedad y la disfunción asociada, además del mejoramiento del sistema sanitario y la formulación de una política de salud (Matarazzo, 1980).

En el siguiente enlace http://www.psicologosaldaia.com/emociones-salud-afectan-tus-emociones-la-salud/ puedes encontrar las principales emociones según el Atlas Emocional del Psicólogo Paul Ekman, las funciones de las emociones y su papel en la aparición de enfermedades en los casos en que no existe una regulación emocional adecuada. La inestabilidad emocional y posibles soluciones también se indican en este apartado.

¿QUE HAGO EN PSICOSALUD EMOCIONAL?

  1. Promoción y mantenimiento de la salud, que incluiría el ámbito de promover campañas destinadas a hábitos saludables tales como llevar una dieta equilibrada. Concretamente en Psicosalud Emocional
    apuesto por la promoción de estilos de vida saludables. Con esa intención, dedico mis esfuerzos a organizar talleres tales como el de relajación, el de optimismo y sentido del humor y talleres de inteligencia emocional entre otros. En estas actividades teórico-prácticas incido en la importancia de los hábitos saludables. Las emociones psicosaludables influyen en el bienestar emocional y físico (mantener hábitos más sanos tales como realizar ejercicio físico, llevar dieta equilibrada, no fumar ni beber alcohol).
  2. La prevención y tratamiento de la enfermedad, he atendido a personas con enfermedades crónicas: diabetes, obesidad, hipertiroidimo e hipotiroidismo, asma, colon irritable y con dificultades psicológicas tales como depresión, trastornos de ansiedad (fobias, ataques de ansiedad), trastorno obsesivo-compulsivo, trastorno de personalidad. En todos estos casos, en ocasiones es necesaria la colaboración entre profesionales de la salud como médicos de familia o especialistas tales como psiquiatras para conocer las dificultades concretas de cada paciente y de este modo poder asesorar más eficazmente. Una adecuada salud mental y asesoramiento psicológico son fundamentales para poder mantener un equilibrado cuidado físico.
    El abuso de substancias tales como tabaco y alcohol son frecuentes en las consultas del psicólogo, sin embargo, el objeto de intervención no suele ser este, sino otros problemas asociados tales como ansiedad y depresión, por citar los más comunes. El paciente no suele admitir su problema y si lo hace lo considera como parte de su vida, como un hábito del que es difícil eliminar. La prevención de dichos hábitos puede mejorar tanto el estado emocional como el físico.
    Talleres como prevención de la depresión y ansiedad van dirigidos a ofrecer estrategias y promoción de hábitos para la prevención de estas dolencias psicológicas tan frecuentes.
  3. La identificación de los correlatos etiológicos (las causas) y diagnósticos de la salud, la enfermedad y la disfunción asociada

 

En este punto mis contribuciones más importantes son la realización del trabajo de investigación y la tesis dentro de los estudios de Doctorado en el Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamientos Psicológicos de la Facultad de Psicología de la Universidad de Valencia.

En el siguiente link http://www.psicologosaldaia.com/presentacion-trabajo-investigacion-2007/ describo los principales resultados obtenidos en mi trabajo de investigación sobre hepatitis C. En definitiva, se trata de una de las escasas investigaciones con muestra española de enfermos con hepatitis C en la que se subraya la importancia y gravedad de esta enfermedad desconocida por muchos. En el estudio se describe el estado físico, psicológico y social de 84 enfermos con VHC que se correspondía a la realidad de hace 10 años. Afortunadamente en la actualidad los fármacos más modernos han conseguido erradicar el virus en los pacientes afectados y cada vez hay más facilidad en poder acceder a ellos.

Mi tesis doctoral llamada Calidad de vida y trasplante hepático fue dirigida por la Catedrática Mª José Báguena Puigcerver. La presenté en enero del 2016 ante el tribunal con la calificación de sobresaliente cum laude. Fue un trabajo constante, duro y meticuloso y que tengo el placer de poder presentar en este pequeño espacio dedicado a la psicología de la salud.

Siendo conscientes de la importancia de las donaciones de órganos en España y su contribución para la consecución de más vida, quise conocer cuál era efectivamente la calidad de vida de las personas que han recibido el implante de un órgano sano. El objetivo principal consistía en describir el estado físico y psicosocial de los trasplantados principalmente de los trasplantados de hígado. Sin embargo, el estudio consta de tres muestras: de trasplantados de hígado, pulmón y riñón. La edad de los participantes en el estudio se situaba entre los 50 y 60 años con el predominio del sexo masculino. En la tesis indico cual es el proceso de donación y todos los profesionales que intervienen para conseguir una intervención quirúrgica y trasplante con éxito así como una revisión de los estudios realizados internacionalmente por psicólogos y otros profesionales de la salud sobre el estado físico y psicosocial de los pacientes antes y después del trasplante.

A continuación incluyo las principales conclusiones obtenidas en la tesis:

  1. Las muestras de trasplantados alcanzan puntuaciones altas en Extraversión, Afrontamiento Activo y perciben un Apoyo Social alto. Se caracterizan por tener mayor bienestar en Rol Emocional y Salud Mental y menores puntuaciones en Salud Física y Vitalidad. La Depresión Melancólica y la Obsesión-Compulsión son los síntomas más comunes.
  2. Las diferencias más significativas entre grupos son entre los trasplantados de hígado y riñón donde el primer grupo muestra más Apoyo Social y Salud Física y los trasplantados de pulmón muestran más Vitalidad que los trasplantados de riñón.
  3. El Neuroticismo es la variable que da lugar a más pautas de covariación significativas, en general con los síntomas psicológicos positivamente y con la Calidad de Vida Relacionada con la Salud (CVRS) negativamente. El Afrontamiento Pasivo, también tiene un papel importante en el desarrollo de pautas correlacionales pero más secundariamente.
  4. El Neuroticismo es el predictor más importante de la calidad de vida relacionada con la salud y de los síntomas psicológicos.
  5. Ni la edad de los pacientes ni el tiempo desde el trasplante muestran apenas relaciones significativas con las otras variables.
    ¿Pero que es el neuroticismo? El neuroticismo o inestabilidad emocional es un rasgo psicológico relativamente estable y que define una parte de la personalidad, el cual conlleva, para quien puntúa alto en este rasgo: inestabilidad e inseguridad emocional, tasas elevadas de ansiedad, estado continuo de preocupación y tensión, con tendencia a la culpabilidad y generalmente unido a sintomatología psicosomática. El término “neuroticismo” fue acuñado por Hans Eysenck. Las personas afectadas suelen tener una percepción sesgada hacia acontecimientos negativos que les permitan continuar con sus preocupaciones y pensamientos negativos. Este rasgo, postulado mediante análisis factorial, es dimensional, es decir, toda persona puntúa en mayor o menor medida en este rasgo, y sólo aquellas personas que se alejen significativamente de la media poblacional presentarán anomalías en su conducta, llegando a considerarse trastorno en los casos más graves.
  6. Respecto a las diferencias de género, los hombres muestran mayor CVRS que las mujeres en la muestra de trasplantados de hígado, observándose algunas diferencias significativas.
  7. Entre los trasplantados de hígado, aquellos con complicaciones después de la cirugía, muestran más personalidad con tendencia al neuroticismo, peor salud general y mental, más ansiedad, más preocupación por el futuro y la salud y más efectos de la enfermedad en la vida diaria.
  8.  En definitiva, la calidad de vida relacionada con la salud es aceptable en las muestras de trasplantados y los niveles de síntomas psicológicos no son excesivamente elevados, por lo que concluimos que el trasplante es un método médico de elección en los casos en los que peligra la vida del paciente y que su calidad de vida se ve comprometida.Posibles implicaciones a nivel práctico tras los resultados obtenidos de esta investigación serían los siguientes: la necesidad de dedicar una atención psicológica profesional en los casos de mujeres con complicaciones tras el trasplante y con mayor inestabilidad emocional para mejorar su calidad de vida relacionada con la salud. Asimismo, incidir en la intervención psicológica de la inestabilidad emocional y enseñar pautas de afrontamiento más activo (enseñanza de solución de problemas, habilidades sociales, mindfulness para afrontar el estrés, modificar pensamientos negativos por positivos) para de este modo evitar y prevenir la aparición de síntomas psicológicos relacionados con estrés, ansiedad, tristeza…

Por último, comentar que en el siguiente enlace a mi blog http://www.psicologosaldaia.com/es-posible-el-bienestar-y-felicidad-la-union-de-la-psicologia-clinica-y-de-la-salud-con-psicologia-positiva/ podrás conocer las aportaciones profesionales relacionadas con la psicología de la salud a lo largo de mi experiencia como estudiante y como profesional de la psicología.

“Libérate de las preocupaciones, miedos e inseguridades y disfruta de la vida”