INTRUSISMO EN PSICOLOGíA

Como psicóloga habilitada en funciones sanitarias y  Doctora en psicología, sé lo que supone conseguir unos títulos y formación acreditados legalmente y el esfuerzo y dedicación aportados para conseguir lo que he conseguido hasta ahora.

Por esta razón, dedico el espacio de mi página este mes a denunciar desde aquí actividades que resultan ilegales por ser llevadas a cabo por personas que no tienen la formación adecuada. O posiblemente sí tienen en su haber algún curso, máster o similar y ya se consideran aptos para tratar cuestiones y dificultades tan significativas como la depresión, trastornos de ansiedad y etc: Terapeutas, coaches, de todo tipo aparecen en las redes sociales. Eso sí, disfrutan de un respaldo en cuanto a páginas web sofisticadas y llamativas, publicidad impactante, visual y muy comercial para captar el interés de personas que necesitan asesoramiento, ayuda en un momento delicado y critico en sus vidas y que ellos/as se lo ofrecen como eficaz y ahí reside el problema: los métodos posiblemente no sean los más eficaces contrastados científicamente. ¿Pueden llegar a ser útiles para el usuario? Posiblemente sí…pero se está jugando con la salud emocional de aquellas personas que posiblemente necesiten otros métodos más eficaces..

Un ejemplo reciente lo encontramos en la periodista Cristina Soria que en el mismo título del enlace: https://www.elconfidencial.com/television/programas-tv/2019-06-15/sabado-deluxe-cristina-soria-psicologa-coach-salvame-telecinco_2073373/ plantea confusión puesto que dice que es una psicóloga, cuando no lo es. Esta mujer ha recibido duras críticas de
diversos profesionales de la psicología  tales como el Doctor en psicología Joaquín Mateu Molla: “Cristina Soria, periodista, tendrá su propio espacio en Telecinco para ejercer como coach y «ayudar» a los espectadores. Un intrusismo que ya ni se disimula, y una brutal irresponsabilidad. Desde aquí mi rechazo a la propuesta de mediaset.com, un atentado contra la salud mental.”

Como bien comenta el compañero, es de resaltar no solo la rivalidad desleal respecto a una persona que no tiene la formación adecuada sino también el peligro que comporta “ayudar” a los oyentes.

Se trata de un tema delicado y que por ello el Colegio Oficial de Psicología y los diversos grupos de trabajo que lo conforman estamos preocupados. Ciertamente muchos de mis clientes tienen una larga historia de problemas emocionales relacionados con ansiedad, tristeza, depresión…y han ido buscando a lo largo de su vida remedios de todo tipo: ir a psicólogo, psiquiatra, terapias alternativas o “pseudoterapias”(reiki,aromaterapia, acupuntura…). El otro día un cliente me pedía opinión sobre la confianza en el contenido de unas charlas que ofrecía una supuesta “terapeuta” sobre puntos energéticos y otras cuestiones así como un libro escrito por ella con un título sugerente…Le di la misma respuesta que arriba señalaba: mi desconfianza ante este tipo de métodos que no por ello dejan de ser útiles pero que posiblemente funcionen como efecto placebo: la gente “necesita” escuchar a alguien a quien creer y que le inspire confianza y optimismo en sus vidas.

En la pagina https://www.stopintrusismoenlapsicologia.es/ nos encontramos con el siguiente documento del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad:

“Las denominadas terapias naturales abarcan una gran variedad de técnicas, lo que hace que no sea fácil su enumeración exhaustiva. Además, su heterogeneidad dificulta delimitar su alcance. Esta variedad hace que existan dificultades para clasificar estas terapias.

Se ha utilizado una modificación de la clasificación en cinco áreas del National Center for Complementary and Alternative Medicine (NCCAM) de los EEUU de América:

1. Sistemas integrales o completos (homeopatía, medicina naturista, naturopatía, medicina tradicional china, acupuntura, ayurveda).

2. Prácticas biológicas (fitoterapia, terapia nutricional, tratamientos con suplementos nutricionales y vitaminas).

3. Prácticas de manipulación y basadas en el cuerpo (osteopatía, quiropraxia, quiromasaje, drenaje linfático, reflexología, shiatsu, sotai, aromaterapia).

4. Técnicas de la mente y el cuerpo (yoga, meditación, kinesiología, hipnoterapia, sofronización, musicoterapia, arteterapia y otras).

5. Técnicas sobre la base de la energía (Qi-Gong o Chi-kung, Reiki, terapia floral, terapia biomanética o con campos magnéticos).

 Aunque bajo la denominación de terapias naturales suelen englobarse un gran número de técnicas heterogéneas, sólo una parte tiene influencia directa sobre la salud y el resto van fundamentalmente dirigidas al bienestar o confort del usuario. De las primeras, unas tienen mayores riesgos para el usuario, bien por suponer la ingestión de sustancias que pueden originar interacciones e incluso toxicidad, bien por efectuarse manipulaciones sobre el cuerpo que inadecuadamente realizadas pueden originar problemas de lesiones.

 Aunque estas técnicas suelen considerarse más inocuas que las de la medicina convencional, no siempre están exentas de riesgos cuando se practican por personas no cualificadas, cuando no se informa al médico del uso de productos herbales o si los usuarios han utilizado sin saberlo productos falsificados o terapias inadecuadas.

En relación a la evidencia científica disponible, el documento señala que todavía es muy escaso el número de estudios publicados de suficiente calidad que proporcionen alto grado de evidencia sobre su efectividad en situaciones clínicas concretas mediante la aplicación de métodos científicos. Sin embargo, esta ausencia de demostración de su eficacia no debe ser considerada siempre como sinónimo de ineficacia. Muchos pacientes refieren cierto grado de satisfacción asociado a una percepción de mejoría de los síntomas o en su bienestar o en calidad de vida, aunque en muchas ocasiones no se dispone de estudios que permitan determinar si esta mejoría es debida al efecto específico causado por el tratamiento administrado o a un efecto placebo.”

En conclusión, respecto a las terapias naturales dado que también producen bienestar en las personas, por supuesto no soy quien para impedir utilizarlas en algún momento dado pero teniendo en cuenta su escasa evidencia científica por lo que no se sabe si son eficaces o la satisfacción de los usuarios es debido al efecto placebo. Otra cuestión es el intrusismo que algunos profesionales de otras áreas están cometiendo respecto a las tareas más dirigidas a los profesionales de la psicología

Desde Psicosalud Emocional puedes encontrarte con una profesional formada y con experiencia y según opiniones de muchos clientes…también eficaz. ¡Que pases un buen día!