HABLAR EN PUBLICO Y OTROS TEMORES SOCIALES

El miedo a hablar en público, es una experiencia común. Ante casos en los que el motivo de consulta es que existen problemas para relacionarse con los demás utilizo un cuestionario en el que se plantean situaciones sociales y el cliente ha de señalar de entre varias opciones aquella forma de actuar que suele ser la más frecuente en él/ella. Ejemplos de situaciones sociales son: iniciar conversaciones, presentarse, mantener una conversación personal, hacer peticiones, mostrar desacuerdo…y hablar en público. Pues bien, en líneas generales he observado que hay cierto temor en exponerse delante de otras personas. Por supuesto hay excepciones y hay personas no temerosas en este aspecto.

En casos en los que existe mayor timidez y ansiedad social es más complicado poder realizar eficazmente una exposición y hablar en público. Personalmente soy una persona introvertida, y a pesar de ello me dedico con esfuerzo y mucho interés en ofrecer lo mejor en mi profesión que exige estar continuamente en contacto con la gente. Sin embargo, mis comienzos no fueron fáciles, he tenido que afrontar muchos miedos (al fin y al cabo soy humana y también sufro, padezco, soy irracional en ocasiones…) y todavía me falta camino por recorrer, soy consciente de ello.

Siendo niña, y centrándome en el tema de hablar en público, aun recuerdo cuando nos dijeron en el colegio que expusiéramos  delante de otros compañeros, del profesorado…y no fui capaz de levantar la cabeza del papel con lo que quería decir que aun recuerdo que tenía que ver sobre las focas. Me limité a lo que tenia escrito en el papel. Mi bloqueo era tal ante ver las miradas de los demás que me creía ser incapaz de poder hablar en público, y más “inútil” me sentía al ver como mis compañeros sí que lo hacían con total naturalidad. Durante el instituto y la facultad también fueron años difíciles, sobre todo en la adolescencia donde todo eran cambios. En la facultad, digamos, la gente era más anónima y posiblemente te diluías entre tanto alumnado, pasabas más desapercibida que era lo que al fin y al cabo necesitaba y me sentía más libre. En los seminarios con pocas personas ya durante el curso de doctorado y otros cursos y máster que he ido realizando me he dado cuenta de mis dificultades pero poco a poco y sobre todo tras la exposición de mi tesis doctoral me di cuenta que puedo afrontar favorablemente las exposiciones a pesar de mi ansiedad que al fin y al cabo es necesaria para estar alerta.

He necesitado ayuda de otros profesionales, de la lectura de libros de autoayuda…para poder afrontar estos miedos. La formación, la práctica de la profesión también han ido influyendo positivamente en el aumento de mi autoconfianza. Además yo misma me propongo ir superando como un reto hablar en público con mayor fluidez y confianza ofreciendo charlas y talleres  relacionados con temática de psicología (relajación, sentido del humor, autoestima, gestión del estrés…). Ha habido ocasiones en que, porque no decirlo, la gente no ha quedado satisfecha, otras personas si, de todo hay, pero en eso consiste en exponerse: no tienes totalmente la seguridad de que vayas a gustar a todo el mundo. Igual pasa en la vida diaria: ni gustaras a todos ni todos te van a gustar a ti. Teniendo eso claro, es más fácil actuar y no sentirte bloqueado por ello…además de usar otras estrategias.

¿Pero qué miedos hay detrás del miedo a hablar en público? Según Berckhan, Krause y Röder (2008) el miedo de hablar en público es una forma de miedo social, es decir, miedo a las demás personas. Bajo el significado del “miedo a hablar en público”, si se hace un análisis detallado, existe una gran cantidad de posibles angustias o miedos sociales: miedo ante el rechazo, ante la crítica, ante el fracaso, el éxito, la soledad, la proximidad, a constituir el centro de atención, a cometer errores, a la autoridad…etc. Todos estos miedos se reúnen y forman solo uno: el miedo a ser valorado por los demás. La gente con ansiedad social tienen una “elevada atención propia frente al público”. Lo que nos amenaza es la propia autovaloración, que puede llegar a hacer vacilar la valoración de los demás. Según Berckhan y cols (2008) el miedo a hablar en público se ajusta al rol tradicional de la mujer, pero esto no quiere decir que los hombres no tengan estos tipos de miedo, desde luego. Aunque estas autoras dirigen su atención al entrenamiento de mujeres para hablar en público con eficacia y su experiencia está relacionada con ello.

Siguiendo con el discurso de estas autoras, el miedo de hablar en público ejerce efectos sobre el organismo, los pensamientos y el comportamiento. El cuerpo está sometido a un elevado esfuerzo y las hormonas del estrés hacen su aparición por lo que el raciocinio se ve afectado y puede aparecer “blackout” o quedarse en blanco. Internamente nos mandamos órdenes del tipo: “yo debo…”, “yo tengo que…”, “no puedo…,”los demás deben… y yo no debo”…Ejemplos de estas órdenes internas son: “deben encontrarme simpática” o “no puede ser que el público me rechace”…con lo que si no se consigue el objetivo es posible que resulte odioso para una misma.

 

Por supuesto, en casos en los que existe una inhibición, inhabilidad o ansiedad ante las situaciones sociales, los psicólogos podemos enseñar estrategias para aumentar la eficacia y el bienestar de las personas tanto en niños, como en adolescentes y en adultos. Hace poco tiempo una madre me preguntó si organizábamos grupos de habilidades sociales puesto que consideraba que su hijo adolescente lo necesitaba. En sesión y fuera de las sesiones, en casa, se pueden entrenar también las habilidades sociales, como paso previo para poder practicar ante situaciones naturales.

Decir que formo parte del grupo de trabajo de habilidades sociales y autoestima del Colegio Oficial de Psicología de Valencia y que está dirigido por Elia Roca, psicóloga especialista en este tema que ha escrito libros que han servido para muchos especialistas de la psicología a ayudar a sus clientes.

 

Desde Psicosalud Emocional puedo ayudarte…

 

Bibliografía

Berckhan, Krause y Röder (2008). El arte de hablar en público. Como ganar respeto con serenidad. Rba libros.

 

 

Deja un comentario