MI EXPERIENCIA COMO PSICOLOGA INFANTOJUVENIL

 

Para aquellos que no me conozcáis me llamo Estela (aunque oficialmente mi nombre es Auristela). Soy la psicóloga de Psicosalud Emocional, gestiono la página web contenidos y etc de www.psicologosaldaia.com desde hace 6 años, así como la página de facebook https://www.facebook.com/psicologaenaldaia/ desde hace aproximadamente 4 años  y https://www.facebook.com/Emocionesparalavida/ desde el año pasado. Soy aparte de psicóloga, doctora en psicología, formadora de cursos sobre inteligencia emocional, sentido del humor y relajación entre otros temas de interés general. Aparte de eso soy mujer y madre de dos hijas de 4 y 9 años. Una vida completa para estar bien entretenida.

En diciembre del 2012 comencé mi andadura en un nuevo proyecto con otras compañeras profesionales de logopedia y pedagogía, siendo codirectora del centro L’Espai Logopsicopedagógic situado en pleno núcleo de Aldaia y dirigido al asesoramiento logopédico, psicológico y pedagógico de los niños y padres de la población de Aldaia y municipios adyacentes, aunque por supuesto, también atendía casos de adultos.

Como codirectora del Centro me vi en la obligación de formarme y especializarme en la atención de niños y adolescentes por lo que cursé un Posgrado de Conducta infantil y adolescente en EsTeCo Psicólogas, un centro de referencia en Valencia. Por entonces era madre de una niña de 4 años y acababa de saber que estaba embarazada, así que el mundo infantojuvenil no me venía de nuevo, desde luego. Compaginé la atención psicológica en nuestro recién inaugurado centro junto con la formación y por supuesto la educación de mi hija mayor y la llegada de mi nueva hija. Actualmente y desde hace año y medio atiendo en mi consulta de Psicosalud Emocional.

¿Qué me ha aportado la maternidad?

Cuando los padres me habláis de vuestro día a día en la consulta, conozco perfectamente cuales son vuestras inquietudes, preocupaciones, dudas…Porque yo también las he pasado como madre. Ciertamente, la profesión me ha permitido comprender más al ser humano pero no deja de ser sorprendente cómo la llegada de un pequeño ser que apenas mide unos centímetros te puede cambiar la   vida completamente desde el momento en que nace. Sobre todo este cambio viene derivado por los cambios de rutinas y hábitos, la pérdida de libertad, pero también el profundo amor que sientes por esa “pequeña cosita” que llora y duerme y que poco a poco va creciendo y se va apoderando de tu corazón, y al que quieres sin apenas conocerlo porque es una pequeña parte de ti. Son emociones ambivalentes de amor y porque no decirlo, de rechazo. A mí en un principio a ninguna de mis dos hijas las quise coger inmediatamente, me costó crear un vínculo inmediato porque los partos fueron bastantes difíciles. Y luego las noches sin dormir, los biberones, pañales…son un mundo aparte desde luego. La actividad en casa es frenética, siempre hay trabajo para hacer.

Volviendo a las emociones de amor-odio, suelen ser frecuentes en la consulta.

Los niños te absorben tu tiempo, lo das todo por ellos, te proporcionan frustraciones y buenos momentos. El trabajo de ser padre-madre es completo, “full-time” sí, y es difícil compaginarlo con el trabajo remunerado fuera de casa y el no remunerado EN casa. Si a eso le añades una convivencia no menos complicada con hijos pre adolescentes o ya adolescentes la vida se torna más pesada desde luego. ¿Me arrepiento de ser madre? ¿Te arrepientes de haber sido madre? Yo desde luego no porque como persona me ha permitido madurar, tener más capacidad de organizarme, priorizar objetivos, tengo menos libertad pero también tengo a alguien con quien hablar, jugar, tener momentos divertidos, y otros no tanto como ayudar a hacer deberes por ejemplo 🙂 , me siento más autosuficiente y con mayor motivación de logro por alcanzar mis metas no solo personales sino profesionales (he sido capaz de ser madre y criar junto a mi pareja claro está a dos niñas, ¿por qué no puedo conseguir otras cosas?), intento (todavía estoy en”prácticas”) desarrollar el perdón y la paciencia. Soy más empática, comprensiva, reflexiva y comunicativa. Y valoro mucho más la tranquilidad, pero también bailar y cantar junto con ellas y tener momentos “íntimos” con mi hija mayor. Esto es solo un extracto de lo que me ha aportado la maternidad. Por ser breve finalizaré aquí, pero es todo más complejo de lo que posiblemente lo refleje con estas palabras.

¿Qué me ha aportado la formación del posgrado?

Aparte de conocer a unas grandes profesionales (me refiero tanto a las profesoras como a las alumnas que fueron mis compañeras durante este año de formación), la formación teórico-práctica me permitió conocer mucho más y mejor (tanto en cantidad como en calidad de información) el mundo infanto-juvenil, de la mano de unas psicólogas y profesoras con una dilatada experiencia profesional dedicada a la población infantil, adolescente y también de adultos. Su explicación teórica estaba plagada de relatos de casos reales para poder entender mejor

los métodos de evaluación e intervención en diversos problemas de todo tipo relacionados con ansiedad, depresión, problemas de conducta, de hábitos de autonomía, agresividad, sobredotación, trastornos generalizados del desar

rollo, autoestima, habilidades sociales, dependencia a sustancias y a actividades adictivas (juego patológico, al móvil, etc)…todo desde una visión novedosa: el interconductismo que permite analizar y tener una visión más global de la persona y del ambiente que le rodea.

¿Qué me ha aportado  mi experiencia como psicóloga infantojuvenil?

Desde hace años como os vengo comentando, cuento con experiencia y casos exitosos en el ámbito infantil y adolescente en diversos problemas de ansiedad, obsesiones y miedos o fobias diversos (a ruidos fuertes, al vómito, a las personas desconocidas, a separarse de los padres, a la oscuridad..), en cómo afrontar la separación o el divorcio de los padres de una manera más adaptativa, como afrontar las diversas emociones derivadas de hechos traumáticos como violación, problemas para adaptarse a los estudios, a una enfermedad crónica por poner algunos ejemplos. Especialista en afrontamiento del divorcio y otros estresores como comienzo de curso, separación de los padres, afrontamiento de enfermedad crónica (asma, diabetes…), miedos (a oscuridad, ruidos…) y fobias a situaciones y/o objetos específicos.

En mi caso doy la opción de ofrecer asesoramiento en vuestra casa (“Programa Psicoeducativo en casa”)

para de esta manera si tenéis niños pequeños y no sabéis donde dejarlos puedo desplazarme hasta vuestro hogar y en el mismo ambiente realizar la intervención, o simplemente resulta más cómodo. Además de este modo me proporciona información adicional para conocer donde se mueve el niño-adolescente.

¿Qué contarles a los niños cuando acuden al psicólogo? Si son pequeños decirles simplemente que vais a visitar a Estela y vais a hablar con ella, a partir de 5 años comentarles que soy una profe que les va a enseñar cosas divertidas y que vamos a hablar y jugar de cosas que le gustan. Si el niño tiene más de 8 años, podemos profundizar un poco más y decirle que vamos a visitar a una persona que es experta en las emociones y en ayudar a los niños (también podemos utilizar la palabra psicólogo). Es decir según la edad del niño podemos ir dando una explicación adaptada y normalizando la situación, no culpabilizándole y haciéndoles ver que van a la consulta como un castigo.

Entiendo que cuesta admitir que como padres no habéis podido solventar los problemas de vuestros hijos pero uno de los mitos a desmontar entre  los hijos es que los padres/ madres no podemos con todo. Acudís a consulta cuando ya habéis intentado otros recursos y no os han servido, os sentís desesperanzados, desesperados, avergonzados, con sentimiento de culpa…por lo que la decisión de llevar a vuestr@ hij@ es difícil, pero como comento a los clientes que acuden a consulta, es de ser valientes admitir que se tiene un problema y que se necesita ayuda.

Por último comentar que también cuento con la experiencia de haber desarrollado un taller de inteligencia emocional para niños (Exploradores Emocionales) relacionado con autoestima, habilidades sociales, control de emociones…en la que yo misma programe actividades prácticas dirigidas a niños de hasta 12 años. Fue todo un reto y disfrute haciéndolo, lo recuerdo gratamente y espero volver a repetirlo.

Os espero poder asesorar ante aquellas circunstancias que les producen ansiedad, miedo, tristeza…a vuestr@s hij@s y disfrutar más de vuestra convivencia familiar. ¡Saludos!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *